Un nuevo estudio evalúa la prevalencia de la caída del cabello durante la transición a la menopausia y los factores que contribuyen a ella, incluida la obesidad100324

Objetivo:

Identificar la prevalencia de la calvicie de patrón femenino (FPHL), las características del cabello y los factores asociados en mujeres posmenopáusicas sanas.

Métodos:

Se reclutaron 200 mujeres posmenopáusicas de 50 a 65 años. Cada participante fue evaluado para FPHL de acuerdo con la clasificación de Ludwig usando fotografía global estandarizada en las seis vistas y tricoscopia para la densidad y el diámetro del cabello. Tres dermatólogos reevaluaron todas las imágenes para confirmar la FPHL.

El tiempo transcurrido desde la menopausia, los niveles de sebo del cuero cabelludo, testosterona sérica, estradiol, hormona estimulante de la tiroides y hemoglobina; se evaluaron antecedentes familiares de pérdida de cabello, así como una evaluación de baja autoestima.

Se excluyeron las mujeres que se sometieron a tratamientos recientes para la caída del cabello. Utilizamos análisis de regresión logística simple y multivariable para identificar los factores que afectan la FPHL.

Resultados:

En total, 178 mujeres posmenopáusicas fueron evaluadas por patrones de pérdida de cabello. La edad media y el tiempo transcurrido desde la menopausia fueron 58,8±4,1 y 9,2±5,6 años, respectivamente.

La prevalencia de FPHL fue del 52,2% (IC 95%, 44,6-59,8). La gravedad de FPHL según los grados I, II y III de Ludwig fue del 73,2 % (IC del 95 %, 62,9-81,8), del 22,6 % (IC del 95 %, 14,6-32,4) y del 4,3 % (IC del 95 %, 1,2-10,7), respectivamente.

El análisis de regresión logística reveló que la edad, el tiempo transcurrido desde la menopausia y el índice de masa corporal se asociaron significativamente con FPHL.

Después de ajustar por edad y antecedentes familiares de FPHL, solo el índice de masa corporal ≥25 kg/m2 se asoció significativamente con FPHL (OR ajustado = 2,65, IC del 95 %, 1,23-5,70).

Conclusión:

  • La prevalencia de FPHL fue alta en mujeres posmenopáusicas, lo que aumentó la necesidad de concienciación sobre la pérdida de cabello en las clínicas de menopausia.
     
  • La detección temprana y el tratamiento adecuado de FPHL pueden mejorar la calidad de vida de las mujeres posmenopáusicas.

Comentarios

Tanto hombres como mujeres tienen más probabilidades de perder el cabello con la edad. Las mujeres también tienen el riesgo adicional asociado con la disminución de los niveles de estrógeno durante la transición a la menopausia.

Un nuevo estudio buscó identificar la prevalencia de la pérdida de cabello de patrón femenino (FPHL), las características del cabello y los factores asociados en mujeres posmenopáusicas sanas. Los resultados del estudio se publican en Menopause, la revista de The North American Menopause Society (NAMS). Cortesía: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=100327

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Cubadebate

El proceso de envejecimiento de la población sigue siendo un reto para toda las sociedades y sistemas de salud del mundo. En el caso de Cuba este se comporta de forma muy acelerada. Tanto así, que al cierre del 2021 se estimó que las personas con 60 años y más, representan el 21,9 % de la población, siendo el único grupo poblacional que aumenta y el más afectado en los dos últimos años de pandemia. Estas cifras obligan a continuar perfeccionando el Sistema de Salud, para dar respuesta de atención a las necesidades cada vez más crecientes de este grupo etario.

Durante la Asamblea Mundial de la Salud, en agosto del 2020, se declaran los años entre el 2021 al 2030 como “La Década del Envejecimiento Saludable”, proclamado, además, por la Asamblea General de la ONU en diciembre del propio año. Siendo la principal estrategia para lograr y apoyar acciones dirigidas a construir una sociedad para todas las edades.

Radioangulo

Las personas mayores serán el eje central del plan, que aunará los esfuerzos de los gobiernos, la sociedad civil, los organismos internacionales, los profesionales, las instituciones académicas, los medios de comunicación y el sector privado en aras de mejorar la calidad de vida de estas personas, así como las de sus familias y comunidades.

Esta estrategia comprende cuatro áreas de acción las que son:

  • Cambiar la forma en que pensamos, sentimos y actuamos hacia la edad y el envejecimiento
  • Asegurar que las comunidades fomenten las capacidades de las personas mayores
  • Ofrecer atención integrada centrada en la persona y servicios de salud primaria que respondan a las personas mayores
  • Brindar acceso a la atención a largo plazo para las personas mayores que la necesitan.

Cadena agramonte

La población envejece en todo el mundo con más rapidez que en el pasado, y esta transición demográfica afectará a casi todos los aspectos de la sociedad. El mundo se ha unido en torno a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Todos los países y partes interesadas se han comprometido a no dejar a nadie desatendido, y se han propuesto garantizar que todas las personas puedan realizar su potencial con dignidad e igualdad y en un entorno saludable. Cortesía: https://salud.msp.gob.cu/el-envejecimiento-saludable-una-tarea-de-todos/

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

lesión cefálica
La lesión cefálica ha sido históricamente el dominio del cirujano. Sin embargo, las poblaciones están envejeciendo rápidamente y se prevé que el número de personas >85 años se dupliquen en las próximas décadas. Actualmente, en Inglaterra, la mayoría de las lesiones cefálicas ocurren por caídas desde la altura de la persona, en general, de edad avanzada.
Entre 2009 y 2015, la tasa de pacientes que iniciaron un tratamiento anticoagulante oral aumentó en un 58%, con más de 500/100.000 personas.
Cuando la lesión cefálica se debe a caídas en un paciente anticoagulado o que toma antiagregantes plaquetarios, las complicaciones pueden llegar al 15,9%.
Aunque los equipos de neurocirugía están altamente capacitados para tratar las complicaciones hemorrágicas, la edad está asociada con la acumulación de múltiples morbilidades.
Los pacientes con múltiples morbilidades desafían los servicios quirúrgicos tradicionales porque el aumento de la superespecialización ha atenuado las habilidades generalistas. Los resultados adversos en pacientes quirúrgicos de edad avanzada son bien conocidos. Estos suelen ocurrir principalmente como consecuencia de complicaciones quirúrgicas.
En la era moderna, se necesita reconocer que los servicios quirúrgicos tradicionales no pueden ofrecer una elevada calidad de atención médica a pacientes complejos, sin apoyo de equipos médicos. Los modelos modernos de atención traumatológica colaborativa han evolucionado en ortopedia; pero aún no son ubicuos.
A menudo, en Inglaterra, los médicos están inadecuadamente equipados para manejar situaciones que suelen ser complicadas, atribuido en parte a la falta de apoyo de las autoridades pertinentes. Por lo tanto, muchas complicaciones hemorrágicas de traumatismos craneoencefálicos se mantienen durante internaciones médicas complejas como resultado de las 250.000 caídas de pacientes hospitalizados que ocurren por año en el Reino Unido.
Los servicios de Trauma no tienen la capacidad de hacerse cargo de la atención de todos los pacientes hospitalizados con complicaciones del traumatismo craneoencefálico y, por lo general, solo aceptan candidatos para la neurocirugía.
Por lo tanto, los médicos a menudo tienen la responsabilidad clínica del cuidado de pacientes con complicaciones de lesiones cefálicas, pero carecen de conocimientos y experiencia para manejar esta cohorte de manera óptima. De modo que es necesario que los médicos que brindar apoyo a las lesiones cefálicas traumáticas conozcan más al respecto.
Efectos del envejecimiento en el cerebro
En el envejecimiento ocurren una serie de cambios fisiológicos que predisponen a los pacientes mayores a complicaciones hemorrágicas de la lesión cefálica.
Indicaciones de imágenes del cráneo
La evidencia indica que el 30% de las lesiones intracraneales no presentan signos clínicos confiables.
La atrofia cerebral por el envejecimiento hace que los pacientes mayores toleren hemorragias intracraneales sustanciales, mejor que los pacientes más jóvenes con una lesión equivalente. Esto puede llevar a subestimar la gravedad de la lesión y el retraso en la presentación.
Por lo tanto, la TC de cráneo, sin contraste, puede ser apropiada para todos los pacientes de edad avanzada que presentan lesión cefálica, especialmente si el resultado de la imagen influirá en la toma de decisiones médicas.
Un estudio del Reino Unido mostró que las personas mayores esperan más tiempo para hacerse imágenes que los pacientes más jóvenes, a pesar de tener mayor riesgo de sangrado y/o resultados adversos.
La mayoría de las consecuencias hemorrágicas comunes de la lesión cefálica se puede visualizar adecuadamente mediante la TC, aunque la resonancia magnética puede tener mayor sensibilidad para evaluar el daño parenquimatoso difuso, especialmente cuando la lesión es de pequeño volumen y no se detecta en la TC simple.
En pacientes anticoagulados con una TC inicial normal, existe poco riesgo de que exploraciones posteriores muestren hemorragia. Por lo tanto, los pacientes anticoagulados pueden beneficiarse de un período de observación y repetir la TC antes del alta.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

271968746 1826091404253796 5592725685449249741 n
¿Por qué los adultos mayores estén bebiendo más que nunca?
No hace falta ir a Margaritaville para ver a personas de más de 60 años consumir fuertes cócteles todas las noches. Los adultos mayores en Estados Unidos están bebiendo cada vez más.
En encuestas de alrededor de 40,000 personas adultas que se realizaron en el país en los años 2001-2002 y luego se repitieron en 2012-2013, se observó que el porcentaje de personas de 65 años o más que beben aumentó un 22%, el aumento más grande de todos los grupos de edad. El consumo de alto riesgo o "atracón de alcohol" (binge drinking) —que se define como más de cinco bebidas seguidas para los hombres y cuatro para las mujeres— al menos una vez por semana en los 12 meses anteriores aumentó un impresionante 65%. El estudio del 2017, publicado en la revista JAMA Psychiatry, reportó que la cantidad de adultos mayores a quienes se les diagnosticó un trastorno por consumo de alcohol se disparó un 107%.
Hoy, más del 10% de los adultos de 65 años o más consumen alcohol en la modalidad de atracón, según un estudio del 2019 (en inglés) de casi 11,000 adultos en Estados Unidos publicado en la revista Journal of the American Geriatrics Society.
La jubilación puede hacer que las personas beban más
¿Por qué son tantos los adultos mayores que beben unos cuantos tragos? En parte, porque hay más adultos mayores que viven más tiempo, incluidos los bebedores de toda la vida, y continúan el consumo (y a veces, abuso) de alcohol en la etapa avanzada de su vida, dice el Dr. Marc Agronin, vicepresidente sénior de Salud Conductual en Miami Jewish Health.
"Hay más personas mayores en general", dice Agronin. "Y gracias a la medicina, en cierta medida pueden mitigar más que antes el impacto del alcohol".
Además, a veces las personas comienzan a beber más cuando se jubilan porque tienen más tiempo y más oportunidades, dice Jeffrey Johnson, un especialista en medicina de la adicción en Northwestern Medicine Central DuPage Hospital en Winfield, Illinois.
"Antes, bebían después del trabajo o en ocasiones sociales por las noches con amigos. Pero ahora están jubilados y tienen más tiempo, y simplemente terminan bebiendo más temprano y en mayor cantidad", observa Johnson.
El problema es que el alcohol también se vuelve más tóxico con la edad. De modo que si bebes más —o incluso si estás bebiendo la misma cantidad—, puedes comenzar a tener problemas, dice Lawrence Ferber, director de Servicios centrales de admisión de salud conductual en Catholic Health Services of Long Island.
"Un mito común ha sido que las personas mayores pueden consumir más alcohol sin tener ningún efecto negativo", dice Ferber. "La verdad es que no hay una edad específica en la que esté bien beber cantidades masivas de alcohol, y la edad reduce efectivamente la tolerancia del organismo al alcohol".
A medida que envejecemos, perdemos masa muscular. También tenemos generalmente menos agua en el cuerpo. Eso significa que una persona mayor que bebe la misma cantidad que una persona más joven, o la misma cantidad que bebía cuando era joven, típicamente tendrá una concentración más alta de alcohol en la sangre, dice Ferber. "Eso hace que sean más los adultos con un riesgo mayor de caídas, accidentes de auto y otras lesiones involuntarias que pueden ocurrir como consecuencia de beber".
Los adultos mayores también procesan el alcohol en forma más lenta, dice Johnson. "El hígado es el principal órgano que desintoxica el cuerpo de la presencia de alcohol. También es responsable del procesamiento de los medicamentos y realiza funciones importantes, como reciclar el hierro de la corriente sanguínea y crear proteínas y otras cosas importantes que necesita el organismo. A medida que envejece, tiene menos capacidad para realizar todo el trabajo a su cargo". (Las mujeres son especialmente vulnerables a las enfermedades hepáticas y otros problemas de salud relacionados con el alcohol).
El alcohol puede causar estragos con muchos medicamentos recetados y de venta libre, dice Ferber, y "también acentúa problemas comunes de salud para los que muchos adultos mayores toman medicamentos, como la presión arterial elevada y las enfermedades cardíacas".
¿Existe la "bebida de bajo riesgo"?
Algunos estudios han afirmado que la costumbre de tomar una bebida por día tiene algunos beneficios notables para la salud, entre ellos un menor riesgo de enfermedades cardíacas y una vida más larga. Pero esos hallazgos son discutibles. “Las personas que beben una bebida por día o día por medio, en ese nivel, están en una situación socioeconómica más alta”, dice Richard Saitz, especialista primario de medicina interna y profesor en las Facultades de Medicina y Salud Pública de Boston University. “Es más probable que se hagan mamografías, realicen actividad física en forma regular, sigan dietas más sanas y vivan en mejores áreas”. (En otras palabras, los beneficios pueden deberse más a la dieta mediterránea que posiblemente acompañe esa copa de vino diaria).
Y si piensas que el beber te ayudará a dormir, debes saber que aunque tal vez te duermas más rápido, el alcohol interfiere con el sueño de movimientos oculares rápidos, que restaura la mente. Y el sueño profundo, que rejuvenece el cuerpo y hace que te sientas renovado por la mañana, probablemente se vea perturbado y duermas menos tiempo una vez que se pasa el efecto del alcohol.
En definitiva: una bebida ocasional está bien, pero no te engañes al decir que es medicinal. “Como cardióloga, no receto una bebida al día”, dice Nieca Goldberg, asesora sénior de Estrategia de salud femenina en NYU Langone Health. “Una forma mejor y más segura de mejorar la salud del corazón es ir al gimnasio y seguir una dieta sana”. Cortesía: https://www.aarp.org/espanol/salud/
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

MKCGXIJ4HBFSJHNW6MLAQTLXGM

Cada primero de octubre se conmemora el Día Internacional de las Personas de Edad, con el fin de resaltar puntos importantes para estas personas, en ámbitos como la salud, economía y sociedad.

Llegar a la vejez con buena salud se puede conseguir incluyendo ciertos comportamientos en el día a día, que permitirán que la mente y el cuerpo se encuentren bien. Este año, el Día Internacional de las Personas de Edad se centra justamente en este tema, informar sobre los objetivos estratégicos del Envejecimiento Saludable.

La Organización Mundial de la Salud indica que estos cuidados implican desde una alimentación balanceada y actividad física regular hasta evitar situaciones de riego que puedan poner en peligro su vida y el cuidado la salud mental. Asimismo, el geriatra Luis Sandoval, de la Clínica Ricardo Palma, explica que para tener una longevidad saludable es necesario cuidar la salud desde los primeros años de vida. De esta forma, el cuerpo y la mente se mantendrán en óptimas condiciones por más tiempo.

6858mme

1. Alimentación balanceada.

Una dieta variada es básica. La ingesta frecuente de frutas y verduras es de gran ayuda. Así como, regular el consumo de carbohidratos y azúcares y reducir al máximo el consumo de grasas saturadas y productos procesados. No son buenos para la salud y favorecen la acumulación de placas en venas y arterias.

2. Ejercicio físico.

Altamente beneficioso para el cuerpo y la mente siempre y cuando se practique de manera regular. Consulte con un especialista, si desea entrenar después un tiempo para que le indique la rutina más apropiada, tomando en cuenta su estado físico, edad y patologías de fondo. Caminar a buen ritmo siempre es una buena alternativa.

3. Chequeo médico.

Un control preventivo puede ayudar a identificar a tiempo cualquier patología. No lo pase por alto ni lo subestime, en especial, si presenta factores de riesgo.

4. Cuide su mente.

Leer, resolver crucigramas o escribir son actividades muy beneficiosas para mantener activo el cerebro. En lo posible, evite situaciones de estrés y/o aprenda a manejarlas. Tenga una actitud positiva y optimista frente a la vida. Mantenga contacto con sus seres queridos.

5. Relaciónese.

La pandemia no debe ser una excusa para dejar de interactuar. Utilice las redes sociales para reencontrarse con sus seres queridos, incluso con aquellos que viven al otro lado del mundo. Asimismo, aproveche el tiempo y tome clases virtuales de aquel curso que siempre quiso estudiar o haga recurridos virtuales por galerías y museos del mundo. En la actualidad, existen múltiples opciones.

6. Haga cambios en su casa.

Realice ciertas modificaciones en su vivienda para que sea más segura. Por ejemplo, cambie la tina por un plato de ducha o coloque una baranda al costado del inodoro para levantarse con facilidad. Una luz con mayor potencia en el pasadizo, le permitirá desplazarse con mayor seguridad.

7. Disfrute de esta etapa.

Aprenda a sacarle el máximo provecho a sus canas, ahora tiene más experiencia y sabiduría y disfrute de la vida con mayor inteligencia y de diversas maneras.

8. No fume, ni tome alcohol.

Diversos estudios demuestran que dejar de fumar reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. El alcohol también puede ser detonante para sufrir patologías relacionadas con el hígado. Cortesía: https://elcomercio.pe/viu/estar-bien/adulto-mayor-salud-dia-internacional-de-las-personas-de-edad-8-claves-para-mantenerlos-saludables-noticia/

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Página 1 de 6

¿Le ha resultado útil la información publicada en este portal?