web banner countries ES 1 580x290
Con el lema: “Nuestras acciones son nuestro futuro. Mejor producción, mejor nutrición, mejor medio ambiente y una vida mejor", el Día Mundial de la Alimentación 2021 hace un llamado a la transformación de los sistemas agroalimentarios para que sean más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles.
Celebrado por segunda ocasión mientras los países de todo el mundo se enfrentan a los efectos generalizados de la pandemia de COVID-19, la fecha llega justo un mes después de que sesionara la Cumbre de los Sistemas Alimentarios, cita convocada por el Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. António Guterres, en la que se adoptó un enfoque global para la transformación de los sistemas agroalimentarios, con el fin de luchar contra la pobreza y el hambre, reducir las desigualdades y preservar el medio ambiente.
Según el último informe sobre “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo” (SOFI), el número de personas que pasan hambre ha crecido en los últimos cinco años, y ascendió a 811 millones en 2020.
La COVID-19 ha traído consigo grandes retrocesos en los avances para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2030, pues la obesidad y otras enfermedades no transmisibles se están convirtiendo en un problema creciente, mientras que unas tres mil millones de personas no pueden permitirse una dieta saludable.
Estas alarmas movilizan al mundo, ante la urgencia de replantear la forma en que se producen, almacenan, distribuyen y consumen nuestros alimentos actualmente, y hacerlas más sostenibles, para que sean capaces de alimentar a 10 000 millones de personas en 2050.
Los datos de Cuba de acuerdo con el informe SOFI 2021 apuntan a que la prevalencia de subalimentación en la población se mantiene por debajo de 2,5; mientras que por otro lado el país registra una prevalencia de obesidad en la población adulta de 24, 6 por ciento, debido al predominio de una dieta alimentaria extremamente alta en calorías, basada en el consumo de grasas, carbohidratos y azucares.
Como el resto del mundo, la isla atraviesa momentos complejos debido a la COVID-19 y su consecuente impacto en las cadenas de valor de los alimentos. En ese contexto, lidera hoy un proceso de transformación de su sistema agroalimentario, con el impulso del Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel.
Alineados por la Política Económica y Social del Partido y la Revolución y en consonancia con el Programa Nacional de Desarrollo Socioeconómico hacia el 2030 que apunta 6 ejes estratégicos, diseñados bajo un enfoque sistémico, el gobierno y la cooperación organizan acciones mediante sus programas y proyectos, para impulsar la economía y enfrentar las consecuencias económicas severas impuestas por la COVID-19.
Tres elementos clave constituyen desafíos de dicha agenda de transformaciones en la isla:
La promoción del desarrollo local, otorgando mayor poder y autonomía a los actores locales en el marco de la descentralización aprobada en la Carta Magna, lo cual busca fortalecer los insumos y arreglos instituciones locales por medio de una institucionalidad de abajo hacia arriba.
En segundo lugar, resulta un reto la necesidad de acercar la ciencia, el conocimiento y la tecnología a los agricultores, desde los cientos de órganos e Institutos de Ciencia Tecnología e Innovación.
Un tercer desafío sería el contexto de actualización del modelo económico cubano, en el marco de la aprobación de 63 medidas para potenciar la producción de alimentos, así como de la publicación del Reglamento para la creación y el funcionamiento de los polos productivos agropecuarios y forestales en el país.
Otro gran reto del país es el proceso de construcción del Modelo de Gestión del Sector Agropecuario y Forestal, una política de gran importancia como parte de la implementación de las medidas aprobadas para fortalecer la producción agropecuaria. El proceso cuenta con la asistencia técnica de expertos de las Universidades y centros de investigación en Cuba y el apoyo del Proyecto “Fortalecimiento de políticas para la seguridad alimentaria sostenible en Cuba” (POSAS), del Programa País SAS Cuba, financiado por la Unión Europea e implementado por FAO.
El nuevo modelo de gestión del sector agropecuario y forestal busca transformar el sistema empresarial y cooperativo a todos los niveles organizativos de la agricultura cubana, así como dotar de mayor autonomía a los gobiernos locales, con el propósito de lograr un incremento sostenible en la producción nacional de alimentos, mediante la implementación de políticas que garanticen la seguridad y soberanía alimentarias.
Cuba, que ha implementado un amplio número de políticas que contribuyen a garantizar la seguridad alimentaria de la población, tiene ahora en el Plan y la Ley de Soberanía Alimentaria y Seguridad Alimentaria y Nutricional (SSAN) unos de sus mayores desafíos, como un paso importante en cumplimiento de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.
Aprobado el 22 de julio del pasado año por el Consejo de Ministros, el Plan tiene entre sus pilares fundamentales los siguientes temas estratégicos: disminuir la dependencia de las importaciones de alimentos e insumos, eliminar las pérdidas y desperdicios, consolidar los sistemas alimentarios locales, y movilizar los sistemas educacionales, de la cultura y de la comunicación, para fortalecer la educación alimentaria y nutricional. Asimismo, la Ley de SSAN será un enorme avance en el camino a fortalecer el derecho a una alimentación sana y adecuada de la población en Cuba, reconocido por los artículos 77 y 78 de la Constitución de la República, y una evidencia de la voluntad política del Estado para promover y hacer efectivo ese derecho en la isla.
Estas acciones se encuentran en correspondencia con el esfuerzo que realiza la FAO a nivel global para acompañar a los países en la transformación de sus sistemas agroalimentarios y apuestan por principios claves como la promoción de la descentralización, el fortalecimiento de la gestión y el desarrollo local, así como acercar la agricultura al conocimiento, a la ciencia, la tecnología y la innovación y promover la actualización del modelo económico.
En cooperación con la Unión Europea, los programas y fondos ambientales como Fondo Verde para el Clima y Fondo para el Medio Ambiente Mundial, la FAO trabaja en Cuba bajo las directrices y orientaciones del gobierno con múltiples contrapartes, y en el año 2021 sumó 52 millones de dólares movilizados. Esta cooperación tendrá un impacto en la introducción de nuevos módulos agroforestales en 35 mil hectáreas de tierras hoy invadidas por marabú, lo que permitirá elevar la productividad y sostenibilidad de los ecosistemas agrícolas.
Desde nuestra representación reconocemos los pasos de Cuba en camino a la transformación de sus sistemas agroalimentarios e invitamos a la población en general a asumir este Día Mundial de la Alimentación desde la esencia misma de su lema, como una oportunidad para aunar acciones de todas y todos por una mejor producción, mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor, porque “Nuestras acciones son nuestro futuro”. Cortesía: http://www.cubadebate.cu/especiales/
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

unnamed0236451
Se celebra: 16 de octubre de 2021
Proclama: Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)
Desde cuando se celebra: 1979
Cada 16 de octubre desde el año 1979 se conmemora el #DíaMundialDeLaAlimentación, una celebración promovida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación ( #FAO ), con el claro objetivo de disminuir el hambre en el mundo, propósito que también busca la #Agenda2030 con su meta de hambre cero.
2021: Nuestras acciones son nuestro futuro
Cada año, la FAO se centra en un lema para difundir la campaña del Día Mundial de la Alimentación. Para el 2021, el lema es "Nuestras acciones son nuestro futuro". Se pide un esfuerzo para ser más sostenibles en nuestras acciones diarias, reduciendo el desperdicio de alimentos, creando conciencia a cerca de una nutrición sana y equilibrada. Y todo ello con el objetivo de llegar al Hambre Cero y de proteger el medio ambiente.
2020: Cultivar, nutrir, preservar. Juntos
En el año 2020 se hizo un llamamiento mundial a la solidaridad para conseguir que los alimentos saludables llegaran a todos los rincones del planeta, especialmente a los lugares más desfavorecidos y que resultaron más dañados por la crisis del COVID-19.
También se quiso hacer un homenaje a los #HéroesdelaAlimentación de todo el mundo que plantan, cultivan, pescan o transportan los alimentos. Por ello, el lema de 2020 fue "Cultivar, nutrir, preservar. Juntos".
2019: Alimentación sana para un mundo con Hambre Cero
En 2019, la FAO no solo contempló seguir apostando por un mundo donde todos tengamos acceso a la comida, sino que además agrega que esa comida sea realmente saludable y cubra los requerimientos del organismo según la edad de la persona. Por eso el eslogan de la campaña 2019 es "Una alimentación sana para un mundo #HambreCero".
¿Por qué exigir una alimentación más sana?
Según los datos de la misma FAO, se estima que en el mundo 672 millonesde adultos y 124 millones de menores son obesos y 40 millones de niños menores de 5 años tienen sobrepeso.
Esto se debe principalmente a un cambio en la dieta de las personas, sobre todo de aquellas que residen en las ciudades. El estudio de la FAO demuestra que en los últimos años la comida rápida ha desplazado en gran medida a la comida del hogar y no solo eso, también ha sustituido ingredientes importantes como frutas y verduras, por harina, azúcar, grasas y sal.
Esta realidad, sumada al sedentarismo propio de las profesiones disponibles en las grandes ciudades ha traído como consecuencia que la mala alimentación sea la principal causa de muerte y discapacidad en la actualidad.
Pero, el problema del cambio de dieta no solo afecta la salud del ser humano, también está trayendo graves consecuencias al medio ambiente. A lo largo de la historia el hombre se ha alimentado de 6000 plantas aproximadamente, pero el cambio en los hábitos alimenticios sumado a la prioridad que tienen los cereales en el mercado actual, ha reducido la biodiversidad de plantas logrando que solo 9 ya representen el 66% de la producción total de cultivos en todo el planeta.
Todos los años se defienden a animales en peligro de extinción, pero la dieta de los países ha erradicado de la faz de la tierra una amplia cantidad de plantas que al no ser cultivadas y tratadas como malas hierbas, simplemente dejaron de existir.
¿Cómo llevar una alimentación sana?
Lo primero es apostar por las comidas hechas en casa y ayudar a los productores locales a seguir generando vegetales, frutas y verduras, realmente ricas en vitaminas y minerales.
Además debemos es elegir alimentos más saludables para los niños, sustituir una torta de chocolate por galletas de avena y pasas o simplemente darles chocolate negro el cual brinda muchos beneficios al organismo.
También se debe ampliar la gama de frutas y vegetales que conocemos, para ir descubriendo otras plantas que también aportan nutrientes al organismo. Por último, es imprescindible disminuir el uso de aceite y sal en la cocina, además de tener una rutina de ejercicios diarios.
¿Qué puedes hacer para celebrar el Día Mundial de la Alimentación?
Puedes realizar una comida en casa con amigos, donde todo el mundo lleve ingredientes sanos y frescos.
También puedes asistir a charlas de fitoterapia, dado que estas personas cuentan con el conocimiento necesario para indicarte que plantas, frutas, semillas o vegetales, te pueden ayudar a sobrellevar una enfermedad o malestar momentáneo.
Otra opción muy buena es compartir recetas saludables con tus amigos en las redes sociales. Cortesía: https://www.diainternacionalde.com/
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

yuca 1
Beneficios:
- Libre de gluten
- Fuente de fibra y calcio
- Fortalece los huesos
- Regula el metabolismo
- Regula la presión arterial
37299172 1930464906975637 1891727635537461248 n
La yuca es un tubérculo de raíz comestible originario de América del Sur, de piel dura y marrón y de carne almidonada y blanca. Un alimento que, gracias a su composición y nutrientes, contiene y proporciona numerosos beneficios para la salud, sobre todo para algunas enfermedades.
Muchas de las enfermedades que padecemos hoy en día se pueden prevenir haciendo pequeños cambios en nuestros hábitos. La yuca se convierte en una gran aliada para ello, pues puede reducir o paliar los efectos de algunas enfermedades o intolerancias de nuestro cuerpo así como prevenirlas. ¿Quieres saber cuáles? ¡Vamos a ello!
 
1. Hipertensión.
Se ha demostrado que el consumo de alimentos ricos en potasio puede ayudar a reducir la presión arterial sistólica en personas con hipertensión. En la yuca podemos encontrar 271mg de potasio por cada 100g de yuca, así que… ¡genial! Un motivo perfecto para incluirla en nuestra dieta.
2. Hipercolesterolemia y enfermedades del corazón.
Se ha observado en un estudio que la yuca tiene un efecto importante en la disminución de los niveles de colesterol total: disminuye el que conocemos como colesterol “malo” y reduce los niveles de triglicéridos gracias a su contenido de fibra dietética.
Además, la yuca también es una buena fuente de saponinas, fitoquímicos que pueden ayudar al cuerpo a reducir los niveles de colesterol no saludables en el torrente sanguíneo.
Por tanto, al reducir los niveles de colesterol, su consumo regular previene también el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. ¡No se nos ocurre una razón mejor para empezar a disfrutarla!
3. Osteoporosis.
La yuca aporta calcio de forma importante a nuestro organismo, lo que contribuye a reforzar los huesos y dientes, además de nuestra salud en general. Está muy recomendada para las personas que sufren de osteoporosis, que a partir de los 35 años deben consumir cantidades adecuadas de calcio para evitar las fracturas y las luxaciones. Y lo cierto es que no solo la raíz en sí, sino sus hojas, que contienen vitamina K, son ideales para reforzar los huesos. ¡De la yuca, hasta las hojas!
4. Diabetes.
Las grandes cantidades de fibra que contiene la yuca, permiten ralentizar la velocidad a la que se absorbe el azúcar en la sangre. Debido a su bajo índice glucémico, se recomienda a las personas que sufren de diabetes tipo 2. Sin duda, un complemento ideal para tu dieta y tu salud.
5. Alzheimer.
En sus hojas encontramos una gran fuente de vitamina K, la cual se ha demostrado que tiene un importante papel en el tratamiento de pacientes con Alzheimer, pues limita el daño neuronal del cerebro. Ante este tipo de enfermedades, ¡toda precaución es poca!
6. Anemia.
Consumir yuca de manera regular puede prevenir la anemia o la deficiencia de hierro en el organismo puesto que, al ingerir constantemente este mineral, se está impulsando el proceso de renovación de glóbulos rojos. ¡Pruébalo y lo notarás!
Además de ayudar a prevenir todas estas enfermedades, la yuca favorece nuestro sistema inmunitario y nos aporta una gran cantidad de nutrientes y vitaminas esenciales para nuestro organismo... Cortesía: https://costaricaagoodbusinessally.com/
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Logo de los jueves Soberania Alimentaria
Los últimos meses del año se ve con mayor frecuencia la presencia de la yuca en las mesas cubanas, por cierto, una vianda muy apreciada por la población. Está presente en la mayoría de las recetas tradicionales, ya que es fácil de producir y además sacia el apetito. Más aún en las fiestas de fin de año del mes de diciembre cuando no se concibe una deliciosa comida criolla sin la presencia de la famosa vianda.
Conocida también como mandioca, es un alimento muy importante en la dieta de los países tropicales, así como en Asia las clases bajas consumen arroz y en Occidente el trigo forma parte de la alimentación básica de los hogares, en América Central la mandioca o yuca es el principal ingrediente de los platos cada día.
Sitios consultados afirman que entre las principales virtudes que tiene es que contiene una gran cantidad de hidratos de carbono en forma de almidón. Por lo tanto, no solo sacia el hambre, sino que también ofrece mucha energía rápida.
Además, su aporte de grasas es bastante bajo. La cantidad de calorías de la yuca la convierten en un alimento adecuado para aquellas personas que deben hacer esfuerzos físicos de consideración como, por ejemplo, trabajadores de los campos, las fábricas y las construcciones.
La yuca es un tubérculo rico en almidones, una raíz comestible muy apetecida por su delicioso sabor que pueden consumir humanos y, también, animales.
yuca propiedades
 
La yuca es rica en hidratos de carbono, algo que resulta muy positivo, pues le aporta al cuerpo un 80 por cierto de energía. Al verla podemos darnos cuenta de que es similar a la papa, el ñame, la malanga y el plátano.
Este alimento puede ser un buen apoyo en las dietas para reducir el peso, ya que es bajo en grasas. Además, algunos estudios sugieren que puede tener un efecto positivo en las enfermedades cardíacas. No obstante, son necesarias más investigaciones.
Por su alto contenido de fibra dietética, se cree que la yuca podría ayudar a disminuir los niveles de triglicéridos. Algunos consideran que biofortificada con alto contenido de carotenoides puede ser un apoyo para hacer frente a las carencias de vitamina A. Es también una fuente de vitaminas B, B-6, posee folatos, tiamina, riboflavina y ácido pantoténico.
La yuca contiene minerales como el zinc, magnesio y cobre. También es una buena fuente de potasio, el cual se cree que puede funcionar como regulador de la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
Se prepara cocida o frita, como si fuese una papa. Se sirve como acompañante o como comida principal. También se puede moler para obtener harina y emplearla en cualquier receta. La mandioca es apta para celíacos porque no contiene gluten.
La yuca aporta una buena dosis de hierro, potasio y calcio. Algunas de las propiedades que merece la pena destacar de este son que es muy fácil de digerir, y al mismo tiempo sirve para curar o prevenir ciertos problemas estomacales o digestivos.
Por ejemplo, se recomienda en aquellas personas que padezcan mala absorción de nutrientes, acidez, úlceras y flatulencia. También es ideal para aliviar la mala digestión, las diarreas y el estreñimiento. Es desintoxicante y depurativa. Estas dos propiedades de la mandioca se deben a su gran cantidad de resveratrol. Este principio activo reduce los niveles de colesterol “malo” (LDL) a la vez que mejora la circulación de la sangre y aumenta la producción de plaquetas.
Según los especialistas la yuca previene la aterosclerosis y la formación de trombos, facilita el drenaje linfático y reduce el exceso de ácido úrico, por lo que es ideal para personas que padecen gota.
Su gran acción para deshinchar sirve en los pacientes con problemas articulares tales como el reuma, la artrosis y la artritis reumatoide. No obstante, también se puede emplear si padecemos dolores musculares, óseos o en los tendones.
Gracias a su capacidad de reforzar el sistema inmunitario, la yuca evita que enfermemos al no permitir el ingreso de microorganismos perjudiciales a nuestro cuerpo. Cortesía: https://www.radiorebelde.cu/consejos/
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Logo de los jueves Soberania Alimentaria
En nuestra sección de ¨Salud y Soberanía Alimentaria¨ trataremos hoy un Arbusto de por nombre o poco conocidas por los cubanos por: Mandioca, Guacamota o Casava (Manihot esculenta) muy conocida por todos en nuestra cocina cubana. Es un cultivo perenne con alta producción de raíces reservantes, como fuente de carbohidratos y follajes para la elaboración de harinas con alto porcentaje de proteínas. Originaria y muy típica de climas tropicales, especialmente de Sudamérica, y es considerado un Tubérculo Con esta breve descripción, aún no sabes de que trataremos hoy te daremos un detalle más lo que se come son sus raíces, así mismo, ya debes de saber de qué planta estamos comentando en nuestro post, aunque son muchas las tratadas y que consumimos en nuestra mesa, estamos hablando la Yuca. Sin más Comenzamos:
Yuca: todo lo que tienes que saber de este tubérculo.
Este vegetal, similar a la patata, tiene un gusto diferente y puede dar mucho juego en la cocina si se elabora correctamente, para así evitar su contenido en cianuro.
Originaria y muy típica de climas tropicales, especialmente de Sudamérica, la yuca es un tubérculo con un sabor ligeramente diferente a la patata que se emplea en el recetario de los países de esta región, así como en el Caribe, el sudeste asiático y África, por lo polivalente y asequible que resulta. Este vegetal, al que también se le conoce como mandioca, posee importantes nutrientes para el organismo. No obstante, hay que tener cuidado con su consumo para evitar ciertos problemas de salud. Si quieres saber qué propiedades aporta la yuca, cómo tomarla de manera segura y de qué maneras prepararla en la cocina, en Alimente te lo vamos a contar.
Una aliada para la digestión y el intestino
fotonoticia 20170311083349 1200
 
La yuca es un alimento con un aporte discreto a nivel nutricional. Buena parte de su composición es agua, hidratos de carbono y fibra, y aunque no posee grandes cantidades de micronutrientes, es rica en vitamina C, vitamina B1, manganeso o potasio, por ejemplo. Concretamente, 100 gramos de este vegetal aportan los siguientes compuestos...
Energía: 160 calorías
Proteínas: 3,2 gramos
Grasas: 0,4 gramos
Hidratos de carbono: 26,9 gramos
Fibra: 1,8 gramos
Vitamina C: un 34% de la cantidad diaria recomendada
Vitamina B1: un 6% de la cantidad diaria recomendada
Potasio: un 8% de la cantidad diaria recomendada
 
Además de estos aportes, la yuca incluye almidón resistente, un elemento que la convierte en un alimento muy saludable. Este contribuye a mejorar la salud intestinal, ya que tiene efectos positivos en la microbiota, como demuestra un estudio del año 2015, lo que se traduce también en una mejora del sistema inmunológico. El almidón resistente ayuda igualmente al metabolismo y reduce los niveles de glucosa en sangre, favoreciendo la saciedad y reduciendo el apetito, algo muy útil cuando se sigue una dieta para adelgazar o controlar el peso.
Peligros de la yuca
Este tubérculo tiene un riesgo si no se prepara adecuadamente, se toma cruda y en altas cantidades, porque puede provocar envenenamiento por cianuro -presente fundamentalmente en la piel-. A su vez, esto puede llevar a sufrir parálisis, daño en los órganos e incluso la muerte. No obstante, esto solo ocurre si no ha sido bien procesada o preparada, como ya señalaba un estudio del año 2002 centrado en la población de África y Latinoamérica. Pero que no cunda el pánico, su consumo es seguro si se siguen los siguientes pasos:
Pelarla. La piel es la parte que más compuestos de cianuro produce.
Ponerla a remojo. Este acto puede reducir también los químicos nocivos que posee.
Cocinarla. Las sustancias peligrosas se encuentran principalmente en la yuca cruda y, al cocinarla, se eliminan, como ya citaba una investigación del año 95.
Tomar proteína. Este nutriente ayuda a eliminar el cianuro del organismo y a que no cause efecto alguno... Cortesía: https://www.alimente.elconfidencial.com/
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
¿Le ha resultado útil la información publicada en este portal?